DOCTRINA

¡HUEVO ETNOCACERISTA PARA EL SUSTO CRIOLLO!

La violencia es partera de la historia

La violencia involucra movimiento y fuerza, desde el átomo hasta el cosmos. Es energía universal. Física y metafísica. Así pues, la violencia entendida como "partera" es la combinación de velocidad y masa. La velocidad es espacio sobre tiempo, o sea patría e historia. Y la masa es pueblo. Combine Ud. esos elementos en una alquimia que le agregue identidad y milenarismo ¡y ya está, Revolución o Pachacuti!.

¿Qué es el Etnocacerismo?

Es un proyecto en ejecución.No nace en una pollada, ni de un millón de soros, ni de un club de cuatro mercaderesque lo ven como negocio de remate de listas congresales. Nace con la captura de un cuartel, marchas reservistas, la inclusión de las tropas licenciadas en política y un periódico doctrinal. Eso nos diferencia. Desde la instauración del globalismo en latinoamérica, el Zapatismo y el Etnocacerismo son los únicos movimientos que han surgido en hechos de armas; el resto ha nacido de forma convencional, con dolar, tecnocumbia y bambalina.

No queremos tanto el militarismo, pues aquí se trata de un militarismo tropero, opuesto a la típica junta militar del patio trasero, ironizada en la literatura como "generales de republiqueta bananera", entorchados y pentagonizados hasta la médula. Esta vez, se rompe la cadena de mando de una institución jerarquizada al estilo de "apartheid" castrense y envilecida por el generalato; y pues, es la tropa etnocacerista la que, una vez licenciada, vislumbra un militarismo popular en comunión con su pueblo, en pos de la instauración de una república chola.

¿Dónde se ubica el Etnocacerismo?

Ni en derecha, izquierda, ni centro, sino abajo. Asume que el Perú sigue siendo colonia. La relación de ayer con Madrid es la de hoy con Washington. Por consiguiente, el sentido común manda convertir la colonia en nación. Regenerar un corral de humanoides en nación de ciudadanos vía la recuperación de la soberanía. Logrado esto, entonces el movimiento o frente de liberación nacional se "partirá" en partidos de centro, derecha e izquierda, todos patriotas y con identidad. Surgirá así nuestro capitalismo en quechua o nuestro socialismo en aymara o una combinación a nuestra imagen y semejanza. Por consiguiente el Etnocacerismo se ubica en el Perú profundo, orgullosamente folklórico, pues sin identidad no hay proyecto nacional.

¿Nos parecemos a sendero?

Mucho más a Manco Inca y Santos Atahualpa. Decir que la violencia es mala, generalizando mañosamente, es una criollada. La violencia solo es mala cuando es ilegítima pero la violencia de reacción al abuso así como cuando Cristo agarró a latigazos a los mercaderes que prostituyeron el templo bienaventurada!.

¿Qué es democracia para el Etnocacerismo?

Simplemente lo que dice su etimología y que Platón describió como implantada por la revolución. En su raíz griega, democracia es Demos(pueblo) y Kratos(poder), o sea “poder del pueblo”. Lo cual no equivale a elecciones. Estas solo son un procedimiento. Sin embargo, se le ha martillado al “populorun” que Onpe = Democracia. Entonces, inmersa en esa ''pendejada'', resulta natural -en un medio colonial, envilecido y acomplejado- que las elecciones las gane quien consiga el primer millón de Soros, de la Telefónica o de los Chilenos. Por eso los últimos presidentes "electos" han terminado con orden de captura; García y Fujimori, ahora también Toledo.

¿El Etnocacerismo está listo para gobernar?

El movimiento es nuevo, no tiene 80 años como el APRA y el PCP, ni 40 años como AP o el PPC. Recién cumplirá 5 años. Hay un programa de gobierno que cada vez tiene más técnicos y profesionales dedicados a su campo. Pero en términos genéricos es antineoliberal, nacionalista y proteccionista, que subordina el mercado a la nación y no al revés. Desde el punto de vista nacionalista somos los mejores, desde el punto de vista colonial somos los peores, por ser los más chúcaros al neoliberalismo. Somos los niños malos que atentamos contra el "riesgo país", pues nos interesa un pepino ese "riesgo colonia" de hampones extranjeros, alias "inversionistas".

¿Cómo será el nuevo orden Etnocacerista?

Totalmente patriótico, producto de un escarmiento histórico. Habría un proyecto nacional, una reivindicación radical de la creatividad cultural. La gente no tendrá porque implorar una visa a los EEUU o engullirse 30 capsulas de cocaína para "buscar futuro". Seguramente los técnicos, universitarios y agrónomos, en vez de taxear estarán fabricando un celular marca "quispicanchis". Seguramente pesara 2 kilogramos y será más lento que un teléfono del año 2005, pero será "nuestro" celular. Por allí empieza la emancipación.

¿Romperíamos relaciones con la comunidad internacional ?

Si es que no se adecúan a nuestros términos, sí. La carta de intención o acta de sujeción neoliberal sería cosa del pasado. Buscaríamos el comercio "lateral-sur", empezando por nuestros vecinos, con 2 herejes" como Venezuela y Cuba, el propio Brasil y la Argentina. También con gigantes asiáticos como India y China. Pero principalmente, la preocupación será repotenciar nuestro agro y nuestra pesca de consumo humano.

¿Cómo financiariamos nuestros proyectos ?

Nos ha hecho creer que el capital crea el trabajo. Lo que se sabe por economía elemental de cuarto de media es que el trabajo crea el capital. ¿Sino como se edificaron Sacsayhuamán, las pirámides y la insurgente república norteamericana?. Derivado de aquella falacia, se asume que el inversionista gringo determina el trabajo del cholo barato. Además, como es público, existen 14 bancos y 278 empresas privadas que adeudan al estado, en conjunto 14 mil millones de dólares, fuera de intereses, acumulados desde la fujiconstitución del 93, que por supuesto desconoceremos.

¿Después de Toledo qué?

Un gobierno popular necesariamente nacionalista. Lo que puede pasar son 2 cosas. Un escenario en que la partidocracia se apodere del poder ante el fracaso de este gobierno, desde luego eso sería cambiar mocos por babas. En ese caso el proceso de protesta seguiría. El otro escenario sería que el sistema caiga. Entonces hablamos de revolución y no de reforma. Asamblea popular, mecanismos anticorruptores contundentes, con fusilamiento incluido, en la medida que lo primero que tendría que adquirir esa revolución sería credibilidad popular, pues el pueblo ya no cree en vainas. Entonces el cholo peruano va a decir "esto va en serio, me adhiero". Obviamente los más perjudicados será la gente que maldice haber nacido lejos de Miami.

¡ESTAMOS FRENTE A ESOS ESCENARIOS!

Hay una palabra que es "escalada", en que cada escenario da lugar al siguiente. Entonces, ahora vemos protestas, pero insuficientes, tiene que haber más contundencia, más lacrimógenas, aunque parezca mentira. Si el estado criollo quiere sobrevivir, recurrirá al apaleamiento, gas y plomo. Se calateará como lo que en verdad es: Fascismo democratoide. Se abrirá así otro escenario con estado de sitio, como en Arequipa, esta vez a escala nacional o el Andahuaylazo. Un par de muertos, tropas diseminadas en ciudades y carreteras, resistencia campestre y callejera...Esto produciría otro escenario más compulsivo y allí un simple pronunciamiento de mandos "plebeyos" sería factible. Se inclinaría la balanza. El gobierno de turno sea cual fuere cae de hecho. Y para que caiga además el sistema, o sea la republiqueta, deberá agregarse una dirigencia con visión histórica y radical. Un escenario revolucionario en todo el sentido de la palabra.

¡VIVA LA GRAN REVOLUCIÓN ETNOCACERISTA!